El Barcelona podría abrirle las puertas a Neymar si el PSG se presta a negociar por el jugador