La loca fiesta de Neymar en Nochevieja: una mansión con los tois, música y un gorrito del Rey León