Neymar quiso comprobar quiénes eran los periodistas que le hicieron explotar tras ser cazado en Barcelona