Neymar abandonó el estadio cojeando tras las 10 faltas recibidas en su debut ante Suiza