El mundo del deporte se vuelca con el pueblo belga tras el atentado