El mundo del deporte, consternado con la muerte de Reyes