No hay pasión: gradas vacías y récord de abandonos en los Mundiales de Atletismo en Qatar