Un año sin carnet y 600 euros, la multa a Marcelo por negarse a realizar un control de alcoholemia