La discriminación que sufrieron las aficionadas durante la Supercopa de Italia