Las mujeres iraníes disfrutan en Rusia del Mundial de fútbol al tener prohíbida la entrada en su país