Siete muertos, entre ellos dos niños, durante una avalancha en un encuentro de la Champions Africana