Los reventas esperan hacerse de oro con la carrera del siglo: 300 euros la más barata