Ídolos caídos como Valentino Rossi: del mordisco de Tyson, al cabezazo de Zidane