El objetivo de Fernando Alonso en su vuelta a Renault: hacer el coche competitivo de cara a 2022