Fernando Alonso dio una 'masterclass' en Hungría: cuarto puesto, batalla frenética con Hamilton y ejemplo de compañerismo