Fernando Alonso se estrelló contra un coche que no cedió el paso para ir a un supermercado