Raikkonen lleva arriba al Ferrari, Mercedes sigue fuerte y McLaren hundido