(Crónica) Hamilton y Bottas confirman la hegemonía de Mercedes en Interlagos