Bottas y Vettel siguen catapultando a Mercedes y Ferrari por encima del resto