La mala suerte se ceba con Alonso hasta en el Drivers Parade: su coche se avería y tiene que subirse al de Tsunoda

La mala suerte se ceba con Alonso hasta en el Drivers Parade: su coche se avería y tiene que subirse al de Tsunoda