Fernando Alonso le pilla el gusto al Dakar en su primera toma de contacto en el desierto de sudáfrica