Rossi-Márquez: ¿Quién provoca a quién?