La relación de Simoncelli con los españoles