Prepárate para Avatar y el final de MotoGP: dos desafíos y un mismo destino