Jorge Lorenzo está en un segundo plano... y puede ser tricampeón de MotoGP