El niño al que Morales, del Levante, rompió el brazo de un balonazo: “Te perdono, seguirás siendo mi ídolo”