El ojo morado de Cristiano Ronaldo tras un duro golpe con el portero rival