El momento de Dembelé ha llegado: adiós a las lesiones y Messi es baja