Enloqueció al público irlandés con una gran victoria