40 minutos de espera y la ambulancia no llega: el golpe contra la pared de Saúl Coco que le partió las dos muñecas