La colleja de Michael Jordan a uno de sus jugadores tras la torpeza de los Hornets a falta de tres décimas para el final