La metamorfosis de Cristiano: dosificar para llegar en el mejor momento al final