Messi y el abrazo más tierno con su hijo Thiago en el aeropuerto de Barcelona