Messi se sometió a una resonancia tras notar molestias pero el Barça insiste que no hay lesión