Locura a la salida del Camp Nou: Messi, incapaz de abandonar el estadio azulgrana