El reto sin cumplir de Messi: Marcar al Real Madrid en un partido de Copa del Rey