Messi dejó atrás su 'crisis goleadora': póquer de goles y ayuda a Bartomeu para apagar el fuego