Messi no quiere un contrato vitalicio con el Barcelona aunque no se ve fuera