Messi es consciente de lo que ha hecho y no se arrepiente de su mensaje de Abidal