Habrá más mossos y más seguridad privada para contener la posible invasión de campo de Tsunami Democràtic