La brecha en la gestión del Valencia sigue abierta: Lío por el culebrón Rodrigo Moreno