¿Está mascando el Real Madrid una venganza tras las risas de Piqué?