Marega, jugador del Porto, se va del campo tras escuchar repetidos insultos racistas