Se marcha un mago: Ronaldinho deja el fútbol de forma oficial