Marcelo, a Neymar cuando rompió a llorar tras ganar a Costa Rica: “¡Para carajo! ¡Vámonos!”