Marcelino no puede contener las lágrimas al acordarse de su padre tras clasificarse para la Champions