Un eufórico Marc Gasol se entrega al público de los Toronto Raptors celebrando su primer título de la NBA