Una maratón en Inglaterra desata las críticas: Más de 6000 corredores sin mascarilla y saltándose las medidas de seguridad