Un ‘gamer’ muere tras un maratón de 24 horas jugando para ayudar a niños enfermos