El Maradona más efusivo tras la victoria en la liga de ascenso de México: de santiguarse a acabar bailando